Creemos que la biblia es inspirada por Dios útil para enseñar, redargüir, corregir e instruir en justicia a fin de que el hombre sea perfecto y enteramente preparado para toda buena obra

(2 Timoteo 3:16,17).

Creemos en la trinidad divina: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Los tres son uno

(1 Juan 5:7).

Creemos que Jesucristo es el unigénito Hijo de Dios, nacido de una virgen, quien fue crucificado, murió, resucitó al tercer día y ascendió a los cielos por lo que ahora está sentado a la diestra de Dios Padre

(Isaías 7:14, Lucas 1:30-35).

Creemos que la salvación se obtiene por medio del arrepentimiento y la confesión de pecados. La salvación es dada por gracia divina, no por obras, y se recibe por la fe en Cristo Jesús pues Él es el único mediador entre Dios y los hombres

(Hechos 4:12, Juan 3:16).

Creemos en la segunda venida de Cristo por su pueblo y que los muertos en Cristo resucitarán primero y, los que estemos vivos, seremos arrebatados juntamente con ellos. Todos pasarán al juicio de Dios y los que estén inscritos en el libro de la vida resucitarán para vida eterna y los que no, para condenación eterna

(1 Tesalonicenses 4:13-17, 1 de Corintios 15:51-52, Apocalipsis 20:11-15).

Creemos que la santificación es una obra hecha instantáneamente en el espíritu, pero que debe ser desarrollada progresivamente en el alma y en el cuerpo de un hijo de Dios

(Hebreos 12:14, Romanos 6:19-22).

Creemos en el bautismo en aguas como símbolo de identificación con la muerte al pecado y con la resurrección de Jesús para vida eterna

(Romanos 6:4).

Creemos que la imposición de manos es una de las maneras de transmitir bendición, sanidad y poder de Dios de un ser humano a otro

(Hechos 8:15-20, 1 Timoteo 4:14, 2 Timoteo 1:6).

Creemos en los cinco ministerios de Efesios capítulo 4 versículo 11 dados por Dios al cuerpo de Cristo para perfeccionar la obra del ministerio.

(Efecios 4:11).

Creemos que sin fe es imposible vivir una vida agradable a Dios y que por ella se heredan las promesas

(Hebreos 11:6).

Creemos en predicar y expandir el evangelio del Reino de Dios a toda persona sobre la faz de la tierra

(Mateo 24:14).

Creemos en el poder del nombre de Jesús

(Hechos 4:12, Marcos 16:17).