¿Cómo crecer?

La Iglesia Santidad de Dios tiene establecido un modelo de crecimiento, para que toda persona que reciba al Jesús como Señor y Salvador pueda convertirse en un líder que gana almas. Este modelo se basa en la multiplicación en cantidad y calidad, donde la vida del creyente es transformada y su corazón es alineado a la Visión de la casa, es decir al servicio a Dios. Para ello los pasos o niveles de crecimiento son:

1.- Afirmación:

es el proceso en el que cada creyente reciba una atención personalizada y un acompañamiento después de aceptar a Jesús en su corazón, a fin de guiarlo al bautismo y al discipulado que le enseñará como tener amistad con el Espíritu Santo.

2.- Discipulado de Nuevo Creyente:

Lleva a cada creyente a ser un discípulo de Jesús y a establecer prioridades, dando el primer lugar a Dios. Allí se imparten enseñanzas bíblicas y la revelación de Espíritu Santo de Dios para la edificación y transformación de las personas que la reciben.

3.- Bautizo:

Es el bautismo en agua donde el creyente declara públicamente su fe, es un acto de arrepentimiento y un cambio de rumbo, a una nueva vida en Cristo. Es el paso espiritual donde los cielos se abren y el Padre celestial se complace en nuestra determinación.

4.- Encuentros:

Es un tiempo donde el creyente se aparta de su quehacer diario para recibir una impartición espiritual de sanidad interior y liberación.

5.- Formación en células:

El creyente es asignado a una célula. Las células son pequeños grupos de personas que se reúnen una vez por semana, con el propósito de conquistar familias, vecinos y sectores para Cristo Jesús. En estos grupos celulares el creyente es desarrollado espiritualmente y atendido para que su vida sea edificada y transformada bajo la unción del Espíritu Santo de Dios.

6.- Discipulado de Liderazgo Básico:

En esta etapa hay una decisión manifiesta de servir al Señor. Y tiene como objetivo enseñar, equipar y activar a los discípulos en la Visión de la casa. Lleva al discípulo a ser un líder de la casa.

7.- Discipulado de Liderazgo Avanzado:

El líder recibe enseñanzas e impartición de los pastores, a fin de desarrollar el carácter, los dones y talentos, y equiparlo para el servicio a Dios.

8.- Liderazgo de célula:

Es el liderazgo que se ejerce de un grupo de personas que se reúnen semanalmente fuera de la iglesia con el propósito de evangelizar, edificar e involucrar con la visión de la casa. El objetivo fundamental de la célula es la multiplicación. El trabajo de multiplicación consiste en:
Invitar + Evangelizar + Visitar + Animar a que se congreguen + Animar a que sean bautizados + Invitarlos al Discipulado de Nuevos Creyentes / Liderazgo + Servir + Formar = Nuevos Líderes

9.- Mentoría de red celular:

En este nivel, el líder recibe una red celular a fin de monitorearla y fortalecer el crecimiento de las células. Entre sus funciones más importantes están: enseñar disciplinas espirituales e imprimir el carácter de Cristo; verificar que la visión celular dada por Dios a la Iglesia, se cumpla; desafiar a los líderes con el crecimiento; multiplicar las células y ser un mentor para los líderes.

El sistema celular es la estrategia de Dios para la multiplicación. Las células son semilleros de líderes y los líderes son la base. El crecimiento de la iglesia celular es directamente proporcional al número de líderes. Cada miembro debe ser visto como un líder potencial. El sistema celular es un ciclo que se alimenta así mismo: nuevas células producen más personas alcanzadas, más personas alcanzadas producen nuevos cristianos, nuevos cristianos producen nuevos líderes, nuevos líderes producen nuevas células y, así, el ciclo se cierra y completa.